top of page
  • Foto del escritorGuadalupe Rico Tavera

¿LAS EMPRESAS YA NO EXIGEN TÍTULO UNIVERSITARIO? ¿EL MERCADO LABORAL ESTÁ CAMBIANDO SUS EXIGENCIAS?

Actualizado: 17 oct 2023


¿Es cierto que los empleadores ya no exigen títulos universitarios al anunciar sus puestos de trabajo? ¿Qué significa esto para el mercado laboral y para las personas que buscan empleo? En esta nota daremos respuesta a estas preguntas.


En los últimos años, se ha notado un alza el número de empresas que han dejado de pedir un título universitario como requisito para acceder a determinados puestos de trabajo. Algunas de las empresas más populares y exitosas del mundo como Google, Apple, Netflix o Walmart se han montado en esta ola y han adoptado la consigna de contratar basándose en competencias.


De hecho, como se decía en una nota que exploraba las tendencias globales que cambiarán el reclutamiento de TI en 2023, uno de cada cinco anuncios de empleos de los Estados Unidos en LinkedIn no exigía una titulación de cuatro años. Y añadía que se esperaba que la cifra aumentara en la medida que más empresas contrataran a personas de diversos contextos que pudieran aportar nuevos puntos de vista.


“Habilidades no títulos universitarios” es ya ahora un frase más común en los anuncios de los profesionales de talento de búsqueda de candidatos. Al menos, así se observa en Recruiter LinkedIn, donde se confirma que se tienden a buscar candidatos por sus habilidades cinco veces más a menudo que por sus diplomas universitarios.

Pero ahora salta la gran pregunta: ¿la eliminación de los títulos en los requisitos se traduce, en realidad, en más trabajadores que no tienen títulos?


EL TÍTULO PROFESIONAL, UN REQUISITO CADA VEZ MENOS COMÚN


En 2019, poco más del 20% de los puestos de trabajo remunerados en LinkedIn no demandaban un título profesional. Para el 2022, casi el 30% de los puestos de trabajo omitieron ese requisito de titulación.

El aumento de 36% en los empleos listados sin requisitos de título profesional es, sin duda, un avance significativo, desde la perspectiva de que, al priorizar las habilidades, se ayuda a mejorar la calidad de la contratación.


Pero para tener un enfoque más certero, veamos el crecimiento de los puestos de trabajo que no requieren títulos con el crecimiento de los puestos de trabajo que sí lo requieren.

Como se observa en la gráfica de LinkedIn, el alejamiento de los requisitos de titulación no es uniforme en todas las industrias. En algunos sectores, el cambio se produce más rápido y en otros se mueven con lentitud.


Para ilustrar, las empresas relacionadas con las Tecnologías de la Información se muestran más proclives a la consigna “habilidades, no escuelas”, impulsadas en parte por la escasez de talento en el ecosistema tecnológico y, otra parte, por el aumento en los recursos de autoaprendizaje.

Ahora bien, si se analizan funciones laborales específicas, como se observa en el gráfico, los trabajos de ingeniería sin requisitos de titulación han crecido 68% más rápidos que sí los exigen.

Sin embargo, los roles contables y administrativos han crecido aún más que los de ingeniería. Como salta a la vista, los puestos de trabajo sin titulación en el área de contabilidad crecen 5.5 veces que los de con requisitos. Lo anterior subraya que, por lo menos, en estos campos, el creciente reconocimiento de que las habilidades y la experiencia pesan más que la educación formal.


¿LOS EMPLEADORES ESTÁN CONTRATANDO MÁS TRABAJADORES SIN TÍTULOS PROFESIONALES?


Aún están pendientes las preguntas planteadas inicialmente: ¿qué pasa con las contrataciones reales? ¿Las industrias que anuncian más empleos sin títulos también contratan más trabajadores sin títulos profesionales?


La respuesta es combinada, dice un estudio de LinkedIn. Primero, llama a echar un vistazo a las tres industrias principales en la categoría de publicación de empleo y a ver, también, cómo se mantienen sus prácticas de contrataciones reales.


Desde esa perspectiva, detalla que las contrataciones de servicios de alojamiento y alimentación sin títulos profesionales han crecido un 11% más rápido que aquellas que los tienen, “cifra que se ve eclipsada por el aumento 354% más rápido en los puestos de trabajo”. Y agrega que el crecimiento de las contrataciones sin título en servicios financieros solo está superando el crecimiento de las contrataciones con un título en un 6%. Por último, señala que la industria de la tecnología, la información y los medios solo ha visto crecer las contrataciones un 3% más rápido, muy por debajo de la tasa de crecimiento 240% más rápida de los empleos sin el requisito de titulación.

No obstante, algunos sectores productivos están contratando más trabajadores sin títulos profesionales, como los servicios al consumidor, el entretenimiento y el gobierno. En estos tres sectores en particular, el gerente de proyectos y el asistente administrativo se encontraban entre los cinco puestos principales ocupadas por empleados sin títulos profesionales.

LinkedIn también hace ver que surge un panorama similar cuando se analizan funciones laborales específicas. Los servicios comunitarios y sociales, lo medios y la comunicación, así como las funciones legales experimentan un ligero aumento en las contrataciones sin títulos profesionales en comparación de las contrataciones con títulos.


UN TEMA AÚN PENDIENTE


El análisis de LinkedIn observa que, en general, el cambio en las contrataciones reales es mucho menos evidente que el cambio en las ofertas de trabajo. “Esto sugiere –interpreta- que, si bien existe la intención de contratar en función de las habilidades, las prácticas de contrataciones reales todavía puedes estar influenciadas por los requisitos de titulación tradicionales.”


Refuerza que estos datos pintan a un mercado laboral en transición. “Si bien el movimiento hacia ‘habilidades no escuelas’ es evidente en las ofertas de trabajo, los hechos reales de contratación no necesariamente se han puesto al día”. Y remarca: “la diferencia entre una tasa de crecimiento de +240% más rápida en puestos de trabajo sin título y una tasa de crecimiento de +3% en contrataciones sin título todavía representa una marcada disparidad que podría mejorarse”.


Para cerrar la brecha, sugiere que los reclutadores (quienes en la práctica buscan cada vez más candidatos por habilidades en lugar de títulos), deben asociarse con los gerentes de contratación (los tomadores de la decisión final) como asesores estratégicos para lograr cambios reales en las prácticas de contratación. “Es una diferencia que requiere tiempo y esfuerzo, pero hablarlo es el primer paso”, concluye.


Participa en el programa de referidos de Workast y gana. Recomienda a tus amigos, sé parte de su éxito profesional y gana bonos con Workast.

37 visualizaciones
bottom of page