top of page
  • Foto del escritorGuadalupe Rico Tavera

LA NOM-037 YA ESTÁ EN VIGOR. ¿QUÉ PUEDE ESPERARSE DE ESTA LEY QUE REGULA EL TELETRABAJO?


La NOM-037 entró en vigor el 5 de noviembre. ¿Qué implica para empleadores y teletrabajadores aplicar esta ley que privilegia el uso de las tecnologías de la información y de las comunicaciones como instrumento principal para el desempeño de las funciones de los empleados?


A partir del 5 de noviembre, los espacios de trabajo podrían experimentar una transformación hacia ecosistemas que fomenten la colaboración, la conexión humana y la movilidad. Y es que desde ese día entra en vigor la Norma Oficial Mexicana NOM-037-STPS-2023, la cual establece las condiciones de seguridad y de salud para llevar a cabo la modalidad del teletrabajo.


Desde el 8 de junio de 2023, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social publicó en el Diario Oficial de la Federación la NOM-037, que cumple con las reformas a la Ley Federal del Trabajo de enero de 2021, las cuales incluyeron un capítulo dedicado a regular esta modalidad laboral en México.


A grandes rasgos, la flamante norma tiene como objetivo garantizar el bienestar de las personas trabajadoras que realizan sus labores de forma remota, estableciendo lineamientos y obligaciones tanto para los patrones como para los empleados.


La norma aplica en toda la República Mexicana a todos los centros de trabajo que cuenten con personal en la modalidad de teletrabajo. Esto es, que empleen personas, cuyas funciones se desarrollen con el uso de las tecnologías de la información y comunicación, con más del 40% de su jornada laboral desde un lugar distinto a la oficina central.


¿QUÉ ESTABLECE LA NORMA PARA LOS EMPLEADORES?

Entre otras obligaciones que tienen los empleadores destacan:

  • Tener una lista actualizada de su personal en la modalidad de teletrabajo, incluyendo el establecimiento de los lugares de trabajo propuestos para ellos y convenidos con el empleador.

  • Implementar una Política de Teletrabajo que cumpla con las disposiciones del contrato colectivo de trabajo o del reglamento interior del trabajo, según aplique.

  • Proporcionar las herramientas necesarias para el desempeño del teletrabajo, tales como sillas ergonómicas, cubrir los costos proporcionales al consumo de Internet y energía eléctrica, así como de los dispositivos electrónicos necesarios, como computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes e impresoras, incluyendo sus suministros.

  • Los teletrabajadores deben contar con un lugar adecuado y seguro para realizar sus tareas, protegidos contra agentes físicos y factores de riesgo ergonómico y psicosocial.

  • Capacitar una vez al año a los teletrabajadores sobre las condiciones de seguridad y salud.

  • Practicar exámenes médicos a los teletrabajadores conforme a lo previsto por la NOM-030-STPS-2009.

  • Reconocer el derecho a la desconexión como un elemento fundamental bajo esta modalidad. Ello significa cumplir con los tiempos de la jornada laboral y no participar en reuniones o hacer uso de equipos de cómputo o similares durante periodos de vacaciones, permisos y licencias.

  • Establecer un enfoque de género, fijando protecciones especiales para los trabajadores que puedan sufrir violencia doméstica. Además reconoce el derecho de las mujeres en periodo de lactancia a tener pausas para alimentar a sus hijos o realizar de extracción de leche.

  • Reconocer que los teletrabajadores tienen exactamente los mismos derechos que el resto del personal, tanto en lo individual como en lo colectivo. Ello implica derecho a la sindicalización, a la negociación colectiva, y a poder tener contacto con sus compañeros que trabajen en el centro laboral.

  • Fijar que el teletrabajo es reversible cuando se dé alguna alteración de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, que justifique el regreso al trabajo presencial o porque así convenga a los intereses laborales del trabajador.


¿QUÉ OBLIGACIONES TIENE UN TELETRABAJADOR?

En cuanto a los empleados que laboran en modalidad de teletrabajo tienen, entre otras, las siguientes responsabilidades:

  • Informar sobre los cambios de domicilio del lugar de trabajo, y aplicar periódicamente la lista de verificación de condiciones de seguridad y salud para el trabajo remoto.

  • Brindar a la Comisión de Seguridad e Higiene las facilidades para que realice la validación de la lista de verificación de las condiciones de seguridad y salud en el teletrabajo.

  • Como alternativa, aplicar la lista de verificación sobre las condiciones de seguridad y salud en el lugar de trabajo en suplencia del empleador, mediante evidencias fotográficas o de video.

  • Cumplir la Política de Teletrabajo.

  • Informar sobre cualquier alteración en las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.


LOS RETOS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE LA NOM-037

Hoy en día, el teletrabajo es una de las prestaciones más buscadas por los empleados y un movimiento clave para los trabajadores. En ese sentido, la NOM-037 representa una de las mejoras más significativas en el actual ámbito laboral.


Por ello, OCC Mundial buscó conocer, desde julio de 2023, la opinión tanto de los trabajadores como de los empleadores. Como ya se vio en el apartado “Teletrabajo y la ignorancia de la NOM-037” de una nota publicada en el Blog Workast que analizaba los cambios laborales a tres años de la pandemia, las percepciones sobre esa ley que para entonces no había entrado en vigor, así como su conocimiento y acato diferían mucho entre colaboradores y empleadores. Al menos, así dan constancia los dos siguientes gráficos.



Dadas las disparidades de opiniones, los expertos en material laboral recomiendan a las organizaciones ser proactivas en abordar estos aspectos para garantizar que sus teletrabajadores laboren de forma segura y efectiva. Algunas de sus recomendaciones son:

  • Evaluar riesgos para identificar posibles peligros relacionados con el teletrabajo.

  • Proporcionar asesoría sobre ergonomía para configurar espacios de trabajo adecuados que eviten problemas de salud a largo plazo.

  • Brindar herramientas tecnológicas.

  • Capacitar a los equipos sobre las mejores prácticas en un entorno de teletrabajo.

  • Implementar horarios flexibles.

  • Establecer políticas claras de seguridad de la información para garantizar que los datos de la empresa estén protegidos.

  • Mantener una comunicación constante con los teletrabajadores mediante reuniones regulares por videoconferencia.

  • Ofrecer acceso a apoyo psicológico para ayudar a los empleados a lidiar con el estrés del teletrabajo.


Cumplir con la NOM-037 implica diseñar estrategias para velar por el bienestar de los telebrajadores. Sin duda, puede ser un proceso complejo, pero su implementación es crucial para garantizar un entorno laboral seguro y productivo.


En nuestro Newsletter Workast IT Recruitment News encontrarás información semanal especializada en reclutamiento de TI, panorama empresarial y avances tecnológicos. ¡Síguenos!

56 visualizaciones
bottom of page